JSN Pixel - шаблон joomla Создание сайтов

CARLOS DANIEL ALBORNOZ: “EL AJEDREZ REQUIERE DE MUCHA PREPARACIÓN FÍSICA”

El camagüeyano Carlos Daniel Albornoz ostenta resultados y títulos que a su corta edad, 19 años, muchos trebejistas nacidos en este archipiélago no soñaron tener.

Gran Maestro (GM) con solo 17 años, considera que en el 2019 ocurrió el despegue definitivo. Hacía solo dos meses había alcanzado la mayoría de edad cuando en febrero se proclamó campeón nacional entre mayores, una hazaña que lo convirtió en el segundo monarca de Cuba más joven de la historia. Este año, el nacido en la tierra de los tinajones volvió a repetir la hazaña.

Aunque todavía resta mucho camino por recorrer, sus conquistas demuestran que estamos en presencia de un jugador con grandes dotes y un futuro promisorio.

En él, como en otros jóvenes talentos del juego ciencia, Cuba tiene cifradas todas las esperanzas futuras.

Gracias a las virtudes de la tecnología logramos establecer un diálogo directo con el atleta vía WhatsApp, plataforma digital que en estos tiempos de pandemianos ha permitido obtener declaraciones exclusivas para la COCO de varios deportistas cubanos.

¿Cómo fueron tus inicios en el ajedrez?

“Cuando niño yo era muy intranquilo, entonces mi familia me llevó con un profesor de ajedrez en la primaria en la que estudiaba. Fue ahí donde recibí mis primeras clases y aprendí las reglas básicas de este deporte.

“En primer grado me trasladaron a la escuela Alfredo Gómez donde recibí enseñanzas más especializadas. Así fui avanzado hasta llegar primero a la academia y luego a la EIDE (Escuela de Iniciación Deportiva Escolar)”.

¿Cómo haces para mantener la motivación diaria?

“La motivación es sumamente importante, sobre todo en los entrenamientos, aunque lo que más me entusiasma es obtener buenos resultados en las competencias. Si no se entrena se hace muy difícil conseguir algo”.

El ajedrez es un juego al que hay que dedicar muchas horas frente a un tablero o una computadora. ¿Qué haces para evitar el sedentarismo?

“El ajedrez requiere de mucha preparación física. Las partidas suelen ser muy largas y agotadoras. Si estás cansado entonces vas a jugar a un nivel muy inferior.

“Esto pasa mucho sobre todo en las últimas rondas de los torneos, donde puedes llegar fatigado mentalmente. Por eso es muy importante la preparación física, ya sea correr o ir a un gimnasio”.

La familia, ¿cómo ha influido en la consecución de tus objetivos?

“La familia es un factor muy importante en mi carrera, ha sido la base de todos mis resultados. Desde niño me inculcaron que si perdía no pasaba nada, así pude aprender también de las derrotas. Gracias a ellos he obtenido cada uno de mis premios”.

Albornoz, a sus 19 años, es bicampeón nacional. Foto: Internet.

El momento más alegre de tu carrera y el más triste.

“Estos dos últimos años han sido los más felices en mi joven carrera. He conseguido en línea dos títulos nacionales, en ambas ocasiones ganando en la última ronda.

“Aunque creo que este año fue un poco más emocionante porque pude ganar la última partida y esa victoria me dio la corona.

“Entre los momentos tristes recuerdo el Campeonato Nacional Juvenil de 2017. Llegada la última ronda yo iba en primer lugar, si ganaba me proclamaba monarca, pero perdí esa partida contra el villaclareño Rafael Medina.

“Aunque soy dos veces campeón nacional entre mayores, nunca conseguí coronarme en la categoría juvenil”.

Campeón nacional en 2018 con solo 18 años, el segundo más joven en Cuba después de José Raúl Capablanca. ¿Qué representó ese momento?

“Aquel resultado significó una alegría incomparable, sabía que era una verdadera hazaña, pero realmente me había preparado muy duro para la ocasión y gracias a dios salió el resultado”.

Luego vino el segundo título nacional, ¿hacia dónde se dirige ahora tu mirada?

“Quiero seguir enfocado en mi entrenamiento, ese título representa una gran alegría y un orgullo para mí. Sumar dos coronas nacionales con solo 19 años es muy gratificante, pero ahora debo seguir estudiando para seguir cosechando éxitos y poder representar a Cuba en eventos internacionales, ya sea olimpiada, mundial o cualquier otro certamen”.

Tu Elo actual es de dos mil 573 puntos. ¿La barrera de los 2600 es un propósito a corto plazo?

“Sí, claro, ahora mismo esa es la meta más inmediata. Como es lógico habrá que esperar que pase esta situación epidemiológica y regrese la actividad competitiva.

“Luego me enfocaré en llegar a los dos mil 600. No caben dudas que ese es el próximo paso. Desde hace un tiempo estoy enfocado en superar esa barrera y creo que estoy cada vez más cerca de cumplir la meta”.

Jugador que más admiras.

“Son varios. Magnus Carlsen, Garry Kasparov y por supuesto José Raúl Capablanca. De la actualidad en nuestro país admiro mucho a Leinier Domínguez y Lázaro Bruzón”.

Albornoz es subcampeón Iberoamericano vigente, lauro conseguido en 2019. Foto: FIDE América.

¿Cómo asumes a tu corta edad ser la referencia del juego ciencia cubano?

“Hay que tener mucha responsabilidad para seguir enfocado en los entrenamientos y sobre todo mucha consistencia para mantener los resultados y no defraudar a nadie.

“Continúo estudiando con mucha dedicación para conseguir mis metas y poder cumplir con todos aquellos que me siguen y confían en mí”.

Fortalezas y debilidades en el ajedrez cubano actual

“Entre las fortalezas hay que hacer alusión al número significativo de jóvenes que están jugando a un alto nivel y que con el tiempo pueden llegar a convertirse en grandes trebejistas”.

“Como debilidades destacan los problemas con el acceso a internet. Aunque la conectividad ha mejorado algo, es justo decir que los de la preselección nacional disponemos de solo 30 horas al mes. Creo que todavía se puede mejorar un poco más.

“Pero lo que más nos perjudica es la velocidad de navegación. El internet no es tan rápido como en otros países y esto se refleja más en el juego online, porque puedes perder partidas por desconexión. La velocidad de navegación no es la más adecuada para un ajedrecista profesional”.

“El ajedrez requiere de mucha preparación física. Las partidas suelen ser muy largas y agotadoras. Si estás cansado entonces vas a jugar a un nivel muy inferior”, dijo Albornoz. Foto: Internet.

Albornoz es un muchacho sencillo, familiar y sobre todo muy enfocado. Nos comenta que le gusta compartir con su novia y pasar tiempo con familiares y amigos.

Fiel seguidor del Real Madrid y de Cristiano Ronaldo, el agramontino construye en su mente grandes proyectos. Por ahora, llegar a los dos mil 600 de Elo es la meta más inmediata.

Sabe que estudio, dedicación, disciplina y constancia son esenciales para alcanzar al triunfo.

Aunque con solo 19 abriles, Carlos Daniel Albornoz exhibe un palmarés que inspira admiración y respeto.

FUENTE

Go to top